Skip to content

Periodismo y compromiso

Por Mariana Quiroga (CTMG)

“Desde el momento en que un juramento solemne hizo responsable a esta Junta del delicado cargo que el pueblo se ha dignado confiarle, ha sido sido incesante el desvelo de los individuos que la forman, para llenar las esperanzas de sus conciudadanos…”. Así comenzaba la primera edición de La Gazeta, con la publicación del Orden de la Junta, que apareció en Buenos Aires el 7 de junio de 1810 en el marco del Primer Gobierno Patrio de Argentina.

El periódico fue fundado,  dirigido y redactado en sus comienzos por  Mariano Moreno, un abogado y político impulsor de la Revolución de Mayo. De esta forma, Moreno comenzaba a escribir no solo el comienzo de La Gazeta si no también el comienzo de la historia periodística netamente Argentina, publicando las resoluciones, decretos, entre otros documentos oficiales y ofreciendo noticias de actualidad, asumiendo el rol y compromiso de formar la opinión pública.

El periodismo argentino  ha tenido otros referentes de relevancia que asumieron tenazmente el compromiso de su tarea por lo que fueron perseguidos, secuestrados, torturados. Rodolfo Walsh ha sido uno de ellos, un hombre que comenzó a escribir para revistas y diferentes textos literarios en 1951 pero que años más tarde iba a trascender por su tarea de investigación periodística con su labor para la escritura de Operación Masacre y la redacción de Carta Abierta de un Escritor a la Junta Militar A esta última la repartía por diferentes buzones para su difusión. El 25 de marzo de 1977, mientras realizaba esta tarea de repartición por la ciudad de Buenos Aires fue emboscado, acribillado a balazos y posteriormente desaparecido.

Otro periodista victima de la persecución de la dictadura argentina ha sido Antonio Di Benedetto. Mendocino, escritor que publicó su primer libro en 1953, pero que ya dedicándose a la tarea periodística, a partir de 1972 comenzó a publicar notas sobre la represión policial y los atentados de grupos parapoliciales, fotos de presos e información acerca de procedimientos irregulares, desafiando la censura. Esa línea de conducta había sido suficiente para que los represores ingresaran a su despacho del diario Los Andes, del cual era subdirector por entonces, lo secuestraran y lo llevasen detenido aquel 24 de marzo de 1976 recién liberándolo un poco más de un año después de estar sometido al tormento.

El periodismo argentino, los periodistas argentinos, que se han entregado a la labor y compromiso que implica la tarea han tenido consecuencias durante aquellos años, los más oscuros de este país. Walsh y Di Benedetto son algunos de esos nombres.

walsh fac
Estudiantes de Medios Gráficos de Comunicación Social (UNCuyo) en la sala de informática de la FCPyS (LLG)

Se reiteran movilizaciones contra la violencia de género

 

Marcha Marcelo Ruiz Los Andes

Marcha en Mendoza del sábado 3 de junio. Foto: Marcelo Ruiz, diario Los Andes

Una  vez más, miles de personas marcharon este sábado en forma pacífica por el centro de la ciudad para expresarse en la marcha Ni una menos, contra la violencia hacia la mujer. La concentración fue a las 17 en Peatonal y San Martín.

Es la tercera vez que se realiza una movilización bajo la misma consigna en nuestro país. La primera fue, también un 3 de junio, pero de 2015.

Los manifestantes partieron  desde el Kilómetro Cero (Peatonal y San Martín), y caminaron hasta la calle Las Heras. Volvieron por Patricias Mendocinas, para llegar finalmente a la Plaza Independencia. A diferencia de otras marchas, había un escenario, donde se realizaron varias intervenciones artísticas (números musicales, obras de teatro, etc.)

Todos esto para hacernos saber que en Argentina, muere una mujer cada 25 horas. El año pasado, Mendoza fue declarada una de las provincias con mayor índice de violencia de género.

Sin embargo, desde el estado provincial se negaron a declarar la Emergencia en Violencia de Género, reclamado por organizaciones de mujeres de toda la provincia. En la Legislatura provincial,  también desde el oficialismo se opusieron a tratar tal proyecto de Emergencia, que plantea una serie de medidas mínimas e indispensables para paliar la situación de las mujeres que sufren violencia. Tal situación  condena a miles de ellas a situaciones violentas intra y extrafamiliares pero sobre todo a las que tienen menos recursos para enfrentar este flagelo.

Desde el colectivo Ni Una Menos en nuestra provincia, conformado por más de 50 agrupaciones sociales, políticas, sindicales e independientes,  aseguraron que seguirán luchando, por las que ya no están.

María Jesús Abril (CTMG)

———————————————————————————————————————————

DENUNCIAN FALTA DE COMPROMISO DE FUERZAS DE SEGURIDAD

Este año se realizó en todo el país la tercera marcha de mujeres del 3-J. Contó con la participación de una multitud de personas.

El sábado 3 de junio, a las 17, se llevó a cabo la tercera marcha de #Ni una menos en Mendoza, al igual que en las principales ciudades del pais. La movilización partió desde la Peatonal Sarmiento y San Martín y desembocó en la fuente central de la Plaza Independencia. Participaron diversas organizaciones y partidos políticos que se unieron en reclamo de igualdad y justicia para las mujeres.

Pasaron ya tres años desde la primera convocatoria, que se desarrolló mayoritariamente por las redes sociales. Bajo la simple consigna #Ni una menos se buscaba parar los constantes femicidios que tenían lugar en el pais. La convocatoria surgió de un grupo de periodistas y artistas que comenzaron a difundir la consigna de movilizarse. Fue así como se estableció la fecha del tres de junio como el día que todos los argentinos se unirían para reclamar por las mujeres.

Sin embargo poco ha cambiado hasta la fecha en materia de legalidad y femicidios. En la Argentina muere una mujer cada 30 horas por esta causa.  En la mayoría de los casos los responsables tenían denuncias previas y hasta se le habían aplicado medidas restrictivas.

Entre los reclamos los manifestantes señalaron La falta de compromiso de las fuerzas de seguridad para perseguir a las redes de trata de personas. También manifestaron la falta de organismos de contención para las victimas de violencia y la carencia de un sistema juridico En el caso de Mendoza no existe un organismo que registre estadisticamente los femicidios, lo que dificulta la toma de medidas para frenar la violencia.

Por otro lado el movimiento de mujeres, trajo consigo una mayor concientizacion por parte de la sociedad, lo que ha generado un  mayor número de denuncias de violencia tanto privada como institucional. Con ello surge a la par el reclamo de igualdad laboral, educación sexual integral, educación con perspectiva de genero, programas de salud y legalización del aborto.

Este 2017 se han registrado aproximadamente 115 femicidios, 28 de ellos fueron en Mendoza. Entre los casos mas conocidos de este año estuvieron el de Micaela García violada y asesinada por un exconvicto detenido por violación.

La marcha desembocó en la Plaza Independencia donde las diferentes organizaciones hablaron y expusieron sus denuncias. También contó con la participación de una murga y un espectáculo musical.

Mauro Sosa (CTMG)


Desde 2008, 2.500 mujeres asesinadas

Un grito colectivo contra la violencia machista  y estatal manifestaron las mujeres de toda la región .

Es la tercera marcha que se convoca en el país, las otras dos marchas de #Niunamenos se realizaron el 3 de junio de 2015 y el 3 de junio de 2016 .Sólo durante 2016 hubo 290 femicidios en la Argentina, y en lo que va del año fue asesinada casi una mujer por día, promedio que no baja desde hace años a pesar de los reclamos y las marchas. Suman 2.500 mujeres asesinadas desde 2008.

 Cuando se cumplen dos años de la primera marcha del #NiUnaMenos, esta vez, el objetivo  fue protestar, también, contra la violencia estatal. Así, una vez más, una multitud se reunió para reclamar políticas públicas concretas contra la violencia, que tiene su punto más radical en los femicidios, pero que también se expresa en la inmensa cantidad de denuncias por maltrato y abuso sexual, además de la violencia económica, psicológica y simbólica que sufren muchas niñas, adolescentes y mujeres.

El 3 de junio  en Mendoza, miles de personas marcharon  en la tarde del sábado  en forma pacífica por el centro de la capital mendocina para expresarse en la marcha #Ni una menos, contra la violencia hacia la mujer.

Al menos seis cuadras completas de gente de distinto sexo  partieron a las 18 desde la avenida San Martín y Peatonal, , con banderas y carteles  que portaban los referentes de distintos partidos políticos y organizaciones como el Partido Obrero; Pan y Rosas  el Movimiento Socialista de los Trabajadores; Movimiento Evita; Sindicato de la Televisión; organizaciones sociales; y Mujeres de la Matria Latinoamericana Mendoza, cuyos referentes se destacaron por ir vestidos de negro con máscaras blancas y un gran cartel que decía “Vivas y libres nos queremos”.

Roxana Giorgi (CTMG)

——————————————————————————————————————————-

 CONTRA EL PATRIARCADO

Emotiva marcha, desgarradores reclamos. ¡Ni una menos!: el grito que sacudió las calles. Se realizó el sábado, a las 17,  en el Kilómetro Cero de Mendoza. El reclamo alcanzó un nivel internacional llegando hasta lugares como Uruguay.

El lema “Ni una menos, vivas nos queremos”  en casi todas las provincias de Argentina y en Uruguay. El reclamo que se escuchaba: abajo el patriarcado, arriba el feminismo que va a vencer. También se quería ayudar a que se continúe visibilizando la violencia de género para disminuir los femicidios en todo el país.

Diferentes agrupaciones recordaron a todas las mujeres que han sido asesinadas en el contexto de la violencia de género.  Casi todos llevaron una consigna, unas palabras y el color violeta que representa el reclamo de las mujeres. Además con redoblantes en varios lugares, miembros de algunas agrupaciones entonaron cantos a favor del aborto legal y en rechazo a las políticas del gobierno actual. Se cortaron varias calles mientras iban avanzando y culminó todo en la Legislatura, donde se era imposible estar presente y no sentir el dolor de las familias de las víctimas y que no dieran ganas de reclamar junto a ellas.

En Buenos Aires un grupo de siete mujeres de entre 40 y 60 años, hijas de represores, agrupadas por primera vez en público, portaban la bandera con la leyenda: “Historias desobedientes. 30 mil motivos. Hijos e hijas de genocidas por la memoria, la verdad y la justicia”, el “Nunca más” y “Ni una menos” se juntaron y pidieron al unísono el mismo reclamo.

“No nos callan. Por tercera vez marchamos un 3 de junio. Porque todos los días una mujer, una niña, una travesti, aparece muerta. El patriarcado se sostiene con esa violencia sobre nuestros cuerpos. Y no nos vamos a creer que es culpa de manifestarnos que la violencia crece, ahora más que antes, tenemos que seguir la misma huella. Tenemos que seguir ese camino que nos abrieron hasta esta plaza las luchas protagonizadas por las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Ellas nos llevaron muy lejos. Con ellas fuimos parte, hace menos de un mes, del cuerpo colectivo que repudió masiva y claramente el 2×1 para los genocidas, para seguir diciendo basta a la impunidad al terrorismo de estado y sus secuelas” esto decía el documento que se leyó por parte de las organizaciones que convocaron a la marcha contra el femicidio.

Estamos en las calles, estamos resistiendo y no nos vencieron. A la crueldad femicida le oponemos feminismo y organización, la revuelta que dice ¡Basta!: Ni una víctima más. Ni una menos. Libertad, autonomía, deseo y revolución. ¡Emancipación del patriarcado!

Agostina Gelfman Maciero (CTMG)

—————————————————————————————————————————–

 

UN MUNDO MACHISTA


La marcha tuvo amplia asistencia en todo el país y los reclamos
estuvieron centrados en más y mejores políticas para la prevención
y la erradicación de todas las formas de la violencia de género.
Vivimos en un mundo extremadamente machista, lleno de prejuicios y
está a la vista de todos que es el género femenino el más subestimado. No
obstante y como intento de rebelión ante esta situación, las mujeres nos
empeñamos a diario por revertir este concepto demostrando que todas
nuestras capacidades no solo se basan en la cocina ni en lo bien que
planchamos una camisa.
Se cumplen tres años de la primera marcha multitudinaria
del #NiUnaMenos, y esta vez el objetivo fue protestar, también, contra la
violencia estatal, la falta de estadísticas oficiales, la demora en las búsquedas
cuando hay una mujer desaparecida, las complicidades de agencias estatales
en las redes de trata, la deficiencia en el sistema jurídico gratuito para las
víctimas y el acceso a la justicia.
La marcha del #NiUnaMenos fue convocada en todas las principales ciudades. En Mendoza, a las 17, la gente comenzó a concentrarse en el microcentro
mendocino, San Martín y Peatonal, para manifestarse contra la violencia
machista. Miles de personas estuvieron en la emblemática esquina listas para
levantar su voz contra la brutalidad y la misoginia.
Las organizadoras invitaron a marchar con
cintas violetas que simbolizan las marcas
que deja la violencia en el cuerpo de las
mujeres y pidieron que los lazos se vayan
anudando en los edificios públicos a lo largo y ancho del país

Paula Ortiz (CTMG)


Reclamos sociales

 Miles de personas marcharon en el centro de Mendoza para actuar sobre la violencia machista. Es el tercer  llamado para que las políticas públicas y la Justicia actúen a tiempo para prevenir que la violencia de género y los femicidios  se sigan reiterando en el país.

Fue el 3 de junio en San Martín y Garibaldi, de Mendoza. “Nos juntamos todos y todas para conmemorar los tres años desde que se realizó la primera marcha multitudinaria para decir ´Ni una menos´, explicó una de las encargadas de la coordinación del acto. El lugar y la hora  fueron pautados a través de las redes sociales con anterioridad. Y la convocatoria culminó en la Legislatura.

Esta problemática, se sigue cobrando la vida de mujeres que son asesinadas por “hijos del patriarcado”, en la mayoría de los casos, sus propias parejas o ex parejas y más de la mitad de los femicidios no tenían denuncias previas.  Mumala, que es el Movimiento de Mujeres de la Matria Latinoamericana, difundió que en lo que va de este año se produjeron 133 femicidios y salieron a marchar por este motivo también. Las historias de dolor y las heridas que hijos, madres y seres queridos de las mujeres muertas (en manos de un macho de su entorno) nunca podrán cicatrizar.

    Jennifer Gil, coordinadora de Mumala en Mendoza, dio una mirada positiva hacia los avances logrados en materia de legislación y políticas públicas durante estos últimos meses, como la sanción de la norma nacional, que entre otros aspectos, quita de la patria potestad a los condenados por femicidios. Además reconoció el avance social con respecto a la apertura del nuevo refugio destinado a recibir a mujeres víctimas de violencia de género. “Celebramos estos avances pero aún creemos que es fundamental que haya más educación para prevenir”, expresó Gil. Una alternativa será lograr implementar la educación sexual integral en todos los niveles educativos.

  Manifestantes en diferentes lugares del país, en Buenos Aires,  una multitud,  se movilizaron hacia la Plaza de Mayo, en el marco de la tercera marcha contra la violencia de género. A las 14, comenzaron a llegar los grupos a la esquina de Lavalle y Talcahuano, uno de los puntos de encuentro para marchar por Ni Una Menos. Todas las personas llevaban cintas violetas o alguna prenda del mismo color, que simboliza el reclamo por los derechos de las mujeres. Desde este lugar marcharon en columna hacia la Plaza de los dos Congresos donde se encontraba la convocatoria más grande de la marcha.

En la ciudad santafesina de Rosario, miles de personas, junto a agrupaciones políticas, sociales y gremiales, se reunieron en la plaza Montenegro, cerca de las 16, y marcharon por las calles céntricas de esa ciudad hasta el Parque de España, ubicado en la costa del río Paraná. Todo el país en alerta.

Ana López (CTMG)

—————————————————————————————————————————————–

El exmilitar que se atrevió a denunciar

“Denuncié el hecho varias veces, hasta estuve detenido por hablar y lo peor, me hicieron pasar por muerto con certificado de defunción”. Lo dijo el ex militar Jesús Villegas, quien llevó en la mañana del 31 de mayo pruebas a la justicia de los desaparecidos enterrados en La Remota, que es una parte de los terrenos del Ejército en el Valle de Uco. Para probar lo que denuncia, Villegas presentó fotos con las leyendas que los detenidos dejaron en el lugar.

El testimonio de Villegas se suma al de otras víctimas que antes ya habían señalado este punto del Valle de Uco como centro de detención y enterramiento.

Villegas  denunció por primera vez en 1984  que había encontrado restos óseos en el Puesto Alvarado, camino a la Laguna del Diamante.  Después de esto, según dijo a la justicia, en una mañana normal, fue sorprendido y secuestrado por militares en la estancia Tierras Blancas de San Carlos, donde vivía con su padre. Allí  pasó 92 horas encerrado  en donde le hicieron un certificado de defunción. Pero está vivo gracias a un valiente compañero que lo salvo.

La justicia federal mendocina ordenó que se detenga la venta de los terrenos hasta que no se resuelva este hecho.

Gonzalo García (CTMG)

 

 

 

 

Ni una menos, pero yo quiero…

Por Martina Atienza (CTMG)

“Nadie Menos”, pero quien yo quiero Luciano Arruga, víctima de Violencia Institucional. El 17 de octubre pasado, pasaron dos años donde esos ojos están cerrados con un poco más de justicia, se representan en esa imagen los ojos de un chico que tenía 16 años de edad cuando salió de su casa un día de enero del 2009 y terminó enterrado como NN en un cementerio de la Chacarita, Buenos Aires. Luciano Arruga fue uno de las tantas víctimas que visitan las comisarias y no vuelven a sus casas, la justicia le dio 10 años de prisión a Diego Torales el policía que torturo a Luciano antes que desapareciera.

El 19 de Octubre del 2016, tres días después de conmemorar y levantar las banderas de justicia por Luciano y todos los fallecidos victimas del gatillo fácil, en Mendoza, se movilizó contra la violencia de género por la culminación de femicidios/feminicidios en los últimos tiempos. Las consignas de la movilización se desviaron cuando parte de la población empezó a discutir sobre la violencia en los últimos tiempos, llevando así a una consigna de “Nadie menos” y rechazando la de “Ni una menos”. Es una realidad que en la humanidad, la violencia puede estar triunfando y dejándonos a todos con la boca cerrada, aterrados ante los sucesos de femicidios, guerras, homicidios y otros hechos de violencia. ¿Pero cuál es la emergencia de hoy? ¿Cuándo pedís “Nadie Menos” reclamas por todas las muertes injustas?

La agenda de los medios hegemónicos de nuestra provincia jerarquiza acontecimientos sobre la violencia de género llevando así a que una opinión pública haga cumbre hacia un caos y persecución ideológica de lo que es la vida y la muerte, agregando la acumulación de información de las redes sociales. La similitud del caso de Luciano Arruga ante la marcha de “Ni una menos” están arraigados, en lo que conlleva la lentitud de la justicia en víctimas como mujeres y a un chico como Luciano Arruga sin la posibilidad económica que su familia pueda pedir justicia. Como sociedad y como ciudadano, si optamos por pedir “nadie menos” como consiga, debemos procurar que nuestro objetivo de que nadie muera injustamente se cumpla en todas las aéreas donde nos vemos involucrados e involucradas. Debemos salir a marchar por las mujeres que mueren victimas en mundo sumergido en patriarcado, siempre priorizando los sucesos que se nos representan, que hoy en día es que muere injustamente una mujer cada 30 horas. Y también debemos exigir, justicia por todos y todas las victimas de gatillo fácil en nuestra provincia, que por sus recursos, que por sus status social, la agenda de medios hace oídos sordos. La responsabilidad recae en un Estado presente, y en un ciudadanx firmemente responsable. Ante la frase de Nadie menos: ¿Es para todos y todas? Ante la mano dura ante un suceso de robo: ¿Se es vigente el Nadie menos?, son algunas de las consignas donde la sociedad se ve confundida.

El olvido de Bachelet

Se realizaron ayer en Chile las elecciones municipales que podrían resultar clave para los comicios presidenciales de 2017. Alrededor de 14,1 millones de ciudadanos, 7.240.480 mujeres y 6.880.836 hombres fueron convocados para votar por alcaldes y concejales de las 346 comunas de Chile. Los comicios fueron marcadas por la baja participación ciudadana en las primeras horas de la jornada.

La etapa no estuvo exenta de anécdotas y una de ellas la protagonizó la actual mandataria, Michelle Bachelet quien olvidó firmar en el libro de constancia de sufragios y tuvo que regresar a la mesa 153 en el local de votación en el colegio Teresiano de Enrique de Ossó. en la comuna de La Reina, en la cual se había presentado para poder realizar su voto. Luego de unos minutos la mandataria debió regresar al lugar y buscar su carnet de identidad.

Los medios repararon que la presidenta no había firmado el libro donde votó y se lo hicieron notar.

En su defensa la mandataria declaró: “En las mesas se pusieron nerviosos, se quedaron con el carnet y no me pasaron el libro para firmar. La gente de la mesa me pidió excusas porque estaba nerviosa; era la primera vez que eran vocales de mesa. Yo les dije que los echaba tanto de menos que volví”. Luego de tomarse el bochorno con humor y decir un par de bromas como: “ Voy a firmar para que ellos ( los vocales) no tengan ningún problema” y “no voté dos veces” la presidenta se retiró del lugar del incidente.

Con este hecho que marcó la jornada de ayer las redes sociales no se hicieron esperar y se hicieron presentes en esta elección. Las bromas y memes fueron la tónica que hizo más ameno el día.bachelet-vota-2

Matías Gahona (CTMG)

 

 

 

FEMINICIDIOS  / PUBLICADO POR EL DIARIO EL PAÍS, DE MADRID, 30/5/2016

Conmoción en Argentina por el asesinato de tres niñas de 12 años

La Policía detiene al expadrastro de una de ellas y a un joven acusado de engañar a otra por FacebooK

Las tres últimas víctimas de violencia machista en Argentina tenían la misma edad: 12 años. Estos crímenes, conocidos en la última semana, han conmocionado a la sociedad argentina a días de la conmemoración del primer aniversario de “Ni una menos”, la multitudinaria movilización contra los feminicidios celebrada el pasado 3 de junio en un centenar de ciudades. Según las estadísticas de la ONG Casa del Encuentro, matan a una mujer cada 30 horas de media en el país por violencia de género, de las que cerca del 15% son menores.

El más reciente de los crímenes ocurrió en la madrugada del domingo en una zona rural muy pobre del sur de la provincia de Tucumán (norte). María del Carmen Aranda, de 32 años, salió a bailar con su hermana y amigas en la noche del pasado sábado y dejó a su hija en casa. Al regresar, a primera hora del domingo, vio que el plástico de la tienda en la que vivían estaba cortado y al entrar halló muerta a su hija, Milagros T. “Estaba sobre la cama atada de pies y manos, con una media en la boca y tenía un cable envuelto en el cuello”, detalla el jefe de Investigaciones de la Brigada Sur de Tucumán, José Eduardo Díez. Según los resultados preliminares de la autopsia, la niña murió por asfixia y no existió abuso sexual, aunque no está descartado por completo.

Aranda acusó del crimen a su exmarido, O.P., de 27 años, del que se había separado hace tres meses, cansada de sus infidelidades. Según su testimonio, su expareja la había amenazado de muerte en reiteradas ocasiones a través del teléfono móvil ante su negativa para que reanudasen la relación.

Un testigo vio al sospechoso en las cercanías de la vivienda alrededor de las 3 de la madrugada. Al día siguiente, fue detenido por la Policía a unos 30 kilómetros del lugar. “Tenía una muda de ropa y dinero en efectivo. Parece que estaba planeando fugarse”, señaló Díez. El detenido pasó a disposición judicial y debe prestar declaración ante el fiscal de la causa, Fabián Rojas.

El otro feminicidio tuvo lugar en Bahía Blanca, unos 650 kilómetros al sur de Buenos Aires. Micaela O., de 12 años, quien se encontraba desaparecida desde el pasado 23 de abril, fue hallada muerta el pasado fin de semana en un descampado a las afueras de la ciudad. Según la autopsia, fue estrangulada con una camiseta y golpeada en la cabeza. No tenía signos de abuso sexual.

Por el crimen fue detenido J. L., un joven de 26 años. Los investigadores sospechan que el presunto asesino engañó a la joven a través de Facebook, donde se hizo pasar por una niña de su edad. Al registrar su cuenta en la red social, hallaron cuatro perfiles distintos, con más de un millar de contactos de niñas. En su vivienda encontraron el teléfono móvil de la víctima.

Decenas de personas se concentraron el pasado domingo frente a la Municipalidad para exigir que se haga justicia, mientras que un grupo de vecinos quemó la casa de chapa del sospechoso, situada en un barrio precario a las afueras de la ciudad. Bajo la consigna “Basta de femicidios”, los manifestantes criticaron el trabajo de los investigadores, que tardaron más de un mes en dar con el cadáver de la menor.

Los dos asesinatos se conocen días después de que Guadalupe M., otra niña años, fuese violada, golpeada y estrangulada en una villa miseria en los suburbios de Rosario, 300 kilómetros al oeste de Buenos Aires.

La directora de la Casa del Encuentro, Ada Beatriz Rico, descarta que la pobreza sea un factor relevante en los feminicidios, ya que “atraviesan todos los estratos de la sociedad”. Admite que las víctimas con menores recursos “tienen más vulnerabilidad y menos posibilidades de acceder a tratamientos psicológicos y abogados”, pero cree que el factor clave es cultural: “Tenemos que trabajar fuertemente para que el varón no siente que la mujer es un objeto y la puede poseer, abusar de ella y asesinarla”.

Rico, al frente de las estadísticas sobre feminicidios que elabora esta ONG desde 2008, cree que en los últimos años ha aumentado “la saña” con la que se cometen los homicidios. “La manera en la que, después de asesinadas, son descartadas, agrava aún más la situación. Se encuentran cuerpos en arroyos, en descampados, en bolsas de basura…”, agrega.

Un total de 286 mujeres fueron asesinadas por violencia machista en Argentina en 2015, de las que 42 eran menores de 18 años. Aunque la sociedad salió en masa a exigir medidas contra estos crímenes el pasado 3 de junio, los feminicidios no se han detenido, por lo que las organizadoras piden a la sociedad volver a salir a la calle el próximo viernes.

——————————————————————————————————————————————————————

Una escuela, un circo: la muestra final será en junio

Circo La ArenaObras de teatro ADN del circo “La Arena”, que fue presentada el año pasado en el teatro Independencia. Foto: Archivo

La Escuela Itinerante del Circo Arena de la ciudad de Buenos Aires dictó su primer encuentro de acróbatas en el espacio Julio Le Parc, ubicado en Guaymallén, Mendoza. Las clases se realizan hasta agosto y finalizará con una muestra en el teatro independencia  el domingo 13 del próximo mes.

Artistas de toda índole, en su mayoría acróbatas aéreos y de piso, pudieron disfrutar de este encuentro de la mano de grandes profesionales. Al ser la primera jornada, las disciplinas desarrolladas fueron: parada de manos a cargo de la docente Florencia Valeri, acrobacias en telas y aro por Lucas Bustos y trapecio por Gustavo “el Mono” Silva.

Asistieron aproximadamente 40 artistas, la división de los grupos fue de acuerdo a sus edades y especialidades. El próximo encuentro será el 10, 11 y 12 de junio; el 3ro. en julio: 8, 9 y 10, y el 4º en agosto, el  11, 12, 13.

El curso intensivo brinda técnicas circenses y la filosofía de trabajo de la Escuela Itinerante del Circo Arena, el programa es el siguiente:

  • Preparación física
  • Acrobacia individual
  • Acrobacia de dúos
  • Acrobacias grupales
  • Parada de manos
  • Acrobacias aéreas
  • Técnicas de movimiento

Martina Bustos (CTMG)