Skip to content

Contra el acoso sexual callejero

6 de mayo de 2015

Las víctimas podrán hacer la denuncia y los castigos incluyen multas y hasta arresto.

Recientemente se presentaron tres proyectos de ley en el Congreso de la Nación y dos en la Legislatura porteña  para prevenir y sancionar el acoso callejero. Los autores de la iniciativa son Humberto Tumini junto a Victoria Donda. Uno de los proyectos, de la diputada de la Ciudad del FPV, Gabriela Alegre, presentados en la Legislatura, establece un punto clave: que la Policía Metropolitana elabore un protocolo de actuación para evitar que en las comisarías se desestimen las denuncias.

El proyecto, ya ingresó en la Cámara baja y modifica el Código Penal para castigar el acoso sexual callejero establece que las multas van desde los cien hasta los siete mil pesos.  La propuesta busca, además de sancionar al agresor, proponer campañas de concientización sobre este problema. La clave está en educar para que esto no siga sucediendo y concientizar a los hombres sobre lo heridas que sienten muchas mujeres cuando están en la calle.

Además de Alegre, también el legislador Pablo Ferreyra, del bloque Seamos Libres, elaboró un proyecto para prevenir y sancionar esta conducta. Los dos relacionan que el acoso callejero es hostigamiento. Alegre lo encuadra como un agravante de esa figura y Ferreyra, en cambio, como una variante de esa contravención. Al margen de esa diferencia, ambas iniciativas se complementan.

EN CHILE Y BÉLGICA

Éste es un tema que tiene impacto a nivel internacional, ya que afecta a mujeres y hombres tanto en Argentina como en otros países. En Chile, por ejemplo, aumentan las protestas y manifestaciones contra el acoso callejero debido a la falta de interés por parte del gobierno.  La deuda de la Legislación chilena con su población crece cada día más, sumando a los varones y miembros de la LGBT que lo sufren. Otro caso es el de Bélgica, donde el acoso sexual callejero se visibilizó con un documental “Femme de la Rue” (Mujer de la calle), que mediante una cámara oculta mostró las diversas formas de acoso en las calles de Bruselas. Gracias al documental, se expuso en una realidad que muchas mujeres belgas experimentaban a diario, lo que luego se materializó en la creación de una ley para combatirlo.

Mari Tarappio (CTMG)

Anuncios

From → Sin categoría

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: